jueves, junio 26, 2008

La ciudad del sol, nublada.

Por que no sólo de Shibuya vive el hombre, decidí ir a un sitio donde no hubiera estado nunca y me lancé al noroeste de Tokio, al barrio conocido como Ikebukuro. Un barrio que me llamó la atención por que tiene otro observatorio de la ciudad a grandes alturas y sabéis que uno es de los que disfruta las vistas de pájaro como nada en el mundo.

Además todo es muy sencillo. Sólo hay que acertar a la hora de salir por una de las 42 (!!!) salidas que tiene el metro para estar en la dirección correcta. No parece demasiado complicado, pero la cosa se complica cuando los mapas además de estar escritos en caracteres japoneses en casi su totalidad, además no tienen porque tener el norte apuntando a la parte de arriba del mapa, sino que pueden estar girados, con lo que los puntos cardinales pueden estar girados con respecto a lo habitual, y te puedes encontrar el norte a la izquierda, por ejemplo. Argh!

Sunshine City 01

Sunshine City 02
El objetivo principal era llegar al observatorio en el último piso del Sunshine 60, una de las torres del complejo Sunshine city, que con 240 metros de altura habría de tener vistas de esas que estiran la vista hasta que el infinito o la bruma lo detengan.

Sunshine City 04
Así que subí hasta lo alto de la alta torre en su ascensor galáctico (atentos al video, navengantes) para tras el viaje místico, encontrarme con la ciudad. Bien que sabía que no iba a ser un día claro en que el final se viera con claridad, pero mucho me temo que hasta bien entrado Septiembre u Octubre va a ser muy dificil que me encuentre con un día de esos. En su lugar un Tokio de contrastes, difuminándose en la distancia aparecía ante mí.

Sunshine City 06

Sunshine City 08

Sunshine City 12

Sunshine City 13
Los más avispados y atentos espero que no necesitéis de mi para tener que fijaros en la cantidad de helipuertos que pueblan las cimas de los rascacielos, así como campos de fútbol, de tenis... y unas cuantas sorpresas más (Fijáros también en el contraste casas pequeñas rascacielos que aparece en alguna foto, todo y tan poco todo junto).

Sunshine City 10

Sunshine City 14
Pero para los que os guste más las imágenes generales y de los edificos rompiendo el cielo entre la niebla, los rascacielos tanto de Ginza y Roppongi como de Shinjuku son un espectáculo que puede dar una idea de la descomunalidad de esta ciudad.

Sunshine City 09

Sunshine City 11
En Sunshine City no sólo se puede disfrutar de este paisaje urbano tan caótico y tan desordenado, sino que además el complejo dispone (además del obvio centro comercial de taitantas plantas) de Planetarium, Acuario, Zoo... y hasta artistas callejeros bajo techo!

Sunshine City 16

Sunshine City 17

Sunshine City 20

Sunshine City 23
Resumiendo, un lugar para echar un día, especialmente de lluvia, o si hace bueno para darle un repasito al cogote de Tokyo. Pero ya basta por hoy!!! Que tras tanta paliza, se nos cierran los ojillos y lo único que apetece es arrojarse sin contemplaciones a los brazos de Morfeo...

Sunshine City 22
(Que se me cierran los ojillos...)

Más fotos desde arriba y desde abajo, aquí.

5 comentarios:

Marta Tiana dijo...

Pues mira que el edificio por fuera no dice mucho... he flipado con el ascensor!!
Lo de los artistas callejeros de interior me dice el enlace que es un vídeo privado...

Repito que es un caos de ciudad (cómo lo harán los taxistas?) y me quedo con la primera foto del skyline contra la bruma. Sublime.

Cuando te entre morrinia de Londres ya sabes dónde ir a ver zorros!

japogo dijo...

Sí, tiene razón marta tiana, me pasa lo mismo con el video.
Flipaaaaante el ascensoooor!! Estás en la serie de Futuraaama tíooo!

Ignacio dijo...

Ya está arreglado el video. No entiendo porque se puso privado, la verdad. :)

El edificio por fuera es normalito, a verdad. Lo de los taxistas solo funciona por GPS, por que las calles no están numeradas en orden. (Eso si que es un caos hasta para ir adando).

Beeeendeeeeeer!!!

Nancy dijo...

Me encanto el ascensor (en Mexico le llamamos elevador), vaya manera de entretener al publico mientras subes cientos de pisos.
Me pregunto que tanto dira el artista callejero, aunque debo decir que el idioma japones no es muy atractivo al oido. No pude dejar de sentir lastima por el monito :(

Salu2!!!

Ignacio dijo...

Nancy exactamente igual que los zoos, a mi también me dan mogollón de pena los animalillos. Me pareció curioso por el hecho de emplear un monito para el número, porque no lo había visto nunca.