jueves, junio 01, 2006

El nombre de la rosa

No me voy a animar a hacerme crítico todavía. No temais. Mi incultura y mala memoria me impide comparar. De momento le doy las gracias a Bea por haberme dejado el libro (que lo devolveré vaya Dios a saber cuando).

Me lo he pasado como un enano. Me ha encantado la temática, los crímenes y la visión de la iglesia. Os informo que dado que yo nunca en mi vida absoluta he estudiado Latín, me he saltado unos cuantos párrafos, que sin embargo no eran demasiado vitales para la historia.

Lo mejor: que transcurre paralelamente contandote como se vivía en la edad media (especialmente lo que pasaba por la cabeza del Clero) y siguiendo las investigaciones de Guillermo de Baskerville (que ha pasado a ser uno de los personajes literarios que se me quedaran marcados).

Pues eso, que si no lo habeis leido, daros ese gustazo. El nombre de la Rosa, de Umberto Eco.

Pues no. No me lo había leido todavía. Y tampoco he visto la pelí. ¿Qué pasa? :P

6 comentarios:

Virginia dijo...

¿Sabes que Raúl se lo está leyendo ahora? se lo regalé el día de San Jordi (y que conste que no celebro San Valentín ni chorradas de esas, pero lo de San Jordi me mola) y yo me autoregalé el libro de El Padrino que aún no he empezado....y confieso que me me dormí viendo la segunda parte...je je....por supuesto haré un segundo intento!!!

Ignacio dijo...

Que casualidad!!! Yo he recibido toda clase de improperios por no haberlo leido antes. jajajaja!!!

Supongo que tú, devoradora de libros, ya lo habrás catado. Yo voy a ver si me pongo al día leyendo un poco más... Que hace eones que no cogo ritmo con la lectura. :)

Lo de regalar libros es una gozada. Y si te los lees más. :-)

Aunque estoy pensando dejar de dirigirte la palabra... Dormirte con el Padrino!!! Herejeeee!!! A la hoguera!!!! Por supuesto, un segundo intento es un MUST. Aunque hablando de las pelis a mi siempre me ha gustado más la primera que la segunda y la tercera no me parece tan mala como dicen. O-O

cj dijo...

No me extraña que te duermas con el Padrino... ja,ja.. :-)

PD: es imposible que cojas un ritmo de lectura... si no te pierdes un sarao londinense!!

Ignacio dijo...

Bueno, mientras vaya aprovechando el trayecto en el metro casa-curro-curro-sarao-sarao-casa lo mismo si puedo ir leyendo. Ah y el tiempo de estar sentado en el trono que es muy bueno para leer. :D

SEbas dijo...

jejeje, yo me lei el nombre de la rosa al principio del erasmus... la verdad es que hay momentos que se me hizo increiblemente pesado, demasiada historia de excomulgados y sus seguidores y escisiones y poderes... y claro, esos parrafos en latin que tanto nos gustan ;) joe, no estaria de mas una traduccion a pie de pagina, no?
pero despues de la critica he de decir que es un libro que me ha gustado mucho, sobre todo cuando al final descubres que... mwuahahahaaaaa ;)

Ignacio dijo...

En eso estoy de acuerdo. Esas partes se les hace un FastFoward como a las de Latín.

El interrogatorio por parte del inquisidor es francamente memorable. Tambien todas las conversaciones de Adso con Guillermo. Y bueno el cómo abordan los monjes ciertos temas o las diferentes interpretaciones de la religión. Todo eso es genial. :D