martes, febrero 12, 2008

Uji y el té verde. Por Japón (10).

Paramos brevemente al sur de Kyoto, donde una pequeña ciudad sin ser demasiado turística, requería de nuestra presencia. Y lo requería porque aunque la ciudad se fundó en 1951 y ahora ya cuenta con casi 200.000 habitantes, la zona ya se hizo famosa en el siglo XII, cuando comenzó a ser uno de las principales regiones productoras de té verde. Uji.

Uji 03.jpg

Uji 07.jpg
Tanto es así que Uji es entre otras cosas, un homenaje al Té verde, se puede tomar en su forma de infusión o de alguna ligeramente diferente, como Ramen o helado!!! :)

Uji 01.jpg

Uji 02.jpg
Aunque como no sólo de té (verde) vive el hombre, la región también atrae a muchos seguidores de los Cuentos de Genji, una obra literaria de muchísima importancia en Japón, escrita en algún momento del siglo XI por Murasaki Shikibu. Esta novela de 54 capítulos en unas ligeras 4200 páginas cuenta las vidas del Principe Brillante Hikaru Genji y sus descendientes. Un verdadero culebrón cuyos últimos episodios se desarrollan precisamente en Uji, de ahí que seá lugar de peregrinaje para los asiduos de la obra. Como todos vosotros que quereis ir a Nueva Zelanda con la excusa del Señor de los anillos o a Escocia para sentir a Braveheart! :)

Uji 14.jpg

Uji 13.jpg
Aparte de estos apuntes culturales y gastronómicos, también guarda alguna joya en forma de templo. Byodo-in temple, un templo budista cuyo edificio principal el pabellón del Fénix data de 998, y cuyo interior, donde no se puede hacer fotos (grrrr) es precioso. Así que os quedareis con las ganas de verlo por dentro hasta que lo descubrais por vuestra cuenta, pero seguro que ferlo por fuera, os hace casi la misma ilusión. :) Espero.

Uji 08.jpg

Uji 11.jpg

Uji 12.jpg
Por cierto una curiosidad. Seguramente sabréis por cultura popular que en japón hay que descalzarse antes de entrar en las casas (y también por ejemplo en algunos restaurantes), así que este detalle en una barca me encantó. :) Jejeje.

Uji 06.jpg

6 comentarios:

AdR dijo...

Tío, no sabes la envidia que me corroe, jajaja. Pero que conste, que corroe bien. Que es sana, vamos :)

Y lo que corroe es que me dan unas ganas de viajar que no caben en mí.

Un abrazo.
P.D.: Mira, ya ni te voy a dar las gracias por las fotos :P

oria dijo...

Sí,tienen mucho encanto esos zapatos.

Sobre lo de Nueva Zelanda, yo quiero ir porque los que han estado en Islandia y NZ me han dicho que son iguales pero NZ con árboles y yo los eché en falta tras 6 meses seguidos.

emma woodhouse dijo...

Pues eso de descalzarse.... Como a uno le "güelan" a roquefort y a otro a cabrales... menudo mal royo comer con ese ambientador en un restaurante.... jaja

Coñas a parte...

Unas fotos "espetarrants" Anda ahora vas y lo buscas, jijii...

Perdón hoy estoy un poquito alterada... Será que soy una adicta al te, y al verde sobretodo, y me ha encantado leer eso de que los japoneses lo toman en forma de helado....

Qué ricoooooo!!!

PD: Espetarrants, es una palabreja catalana que se puede traducir por: espectaculares, geniales, de locura, impactantes,.... pues eso... Espatarrants!

No me mates hoy por este post de locos...


Please...

Petons míster!

Ignacio dijo...

Adr, ni falta que hace.

Eso sí, esto es lo que tiene viajar, que es adictivo. :)

Oria, yo tengo unas ganas de ir a NZ, que no veas. Con o sin zapatos.

Emma, como te voy a matar por este comment! Jajajaja! Yo no soy fan excesivo del té, pero reconozco que el helado estaba rico, aunque no estoy yo seguro de que todo todo sabiendo a té sea lo más apropiado! :) Un poco cansino, no?

Ah y gracias por las vocabulary lessons. :)

c.o.v. dijo...

El helado de té verde (Ma Cha) está buenísimo, buenísimo pero buenísimo de verdad de la buena, y esta categoría no se puede aguantá tampoco ya má, hombre!

Ignacio dijo...

:) Jajajajaja!!!! Yo es que no soy muy de té!!! Resisto al empuje inglés!!!

Pero para los amantes del té debe ser el paraiso, claro. :)