lunes, febrero 25, 2008

El sendero de la filosfía. Tetsugakunomichi. Kyoto Tales (4)

Un breve paseo por la zona Este de Kyoto, a orillas de un pequeño río, que va bordeando una gran cantidad de templos de la zona. 30 minutos de caminos que se multiplican al pararse en cada recodo y adentrarse curiosamente en los templos que apetezcan.

Tetsugakunomichi 02.jpg

Tetsugakunomichi 04.jpg
Por aquel entonces ya empezaba mi limitado cerebro a saturarse de más y más templos, pero hice una selección bastante bonita, de cuyos nombres no quiero acordarme, o más bien no quieren acordarse mis neuronas, entretenidas en otras labores desde hace más de un año. Sé, porque así lo atestiguan los tickets de entrada que guardo que pasé por Nanzen-in...

Tetsugakunomichi 10.jpg

Tetsugakunomichi 08.jpg

Tetsugakunomichi 09.jpg
... pero el resto quedarán para descubrir por los instintos y sentidos extrasensoriales de los viajerons que decidan recorrerlo. Tranquilo, pausado, disfrutando cada momento. Dicen las malas lenguas (malas porque no pude aplicar lo que decían) que el mejor momento para recorrerlo es durante la primavera, en los breves y efímeros días esn que los cerezo, plantados durante todo el recorrido florecen inundando de blanco rosado la zona. Una vez más llegué demasiado tarde para esto y demasiado pronto para adentrarme en los rojos bosques otoñales. Malditas fechas de entretiempo!!!

Tetsugakunomichi 05.jpg

Tetsugakunomichi 11.jpg

Tetsugakunomichi 06.jpg
Aún así, a pesar de las fechas en que se visite, es de lo más interesante el perderse por caminos que se esconden tras los árboles para entrar en cualquier templo y deleitarse con sus detalles o disfrutarlo simplemente como el paseo encantador que és.

Tetsugakunomichi 03.jpg

5 comentarios:

Pierre Nodoyuna dijo...

"Todavía no hay comentarios", dice en la parte de arriba de la página.
Probablemente porque lleves ya unos cuantos posts de Kyoto.
Cada uno de ellos me deja más claro que tengo que pasarme por allí...

japogo dijo...

Pierre, este finde cogemos el metro y nos plantamos allí!

Ignacio dijo...

:)

Bueno Pierre, ya sabes que yo no soy muy de resumir!! jajajaja!! En algún momento acabará, paciencia!!! :)

Japogo, creo que ahora con las elecciones han prometido que llegan allí en las próxima legislatura...

matoki dijo...

Es cierto, Ignacio san. En epoca de cerezos es impresionante. Estuve la primavera pasada, y aunque el dia fue lluvioso y pase bastante frio, el espectaculo merecio la pena.
Aunque aun mejor fue el templo Heian, con los cerezos colgantes (benishidare) iluminados al atardecer. No te lo digo para darte envidia, si no para animarte a volver...

Ignacio dijo...

Pues me has dado envidiaaaaaa!!!! :D