martes, octubre 09, 2007

De Broadford a Elgol. Skye (5). Por Escocia (14).

Comentaba en el post de la serie Escocia anterior, que la ruta más conocida para ver la cordillera de corte Alpino de los Cuillins era desde Broadford hasta Elgol, aunque nosotros lo hicieramos en un primer momento bordeand la cara Oeste hasta llegar a Bualintur. No pudimos por menos que hacer la famosa ruta al día siguiente con un día maravilloso.

Torrin 01

Torrin 02
La ruta en sí es una gozada, como toda la isla de Skye, pero hay dos puntos que merecen la pena destacar. El primero a mitad de camino y muy cerca de Torrin es la vista del Bla Bheinn sobre el Lago Slapin.

Torrin 03
Aprovechamos este momento para sentir el resgurir de la sangre de Wallace y subirnos a un peñasco desde donde aparte de comernos involuntariamente una ensalada de mosquitos acabamos desgañitándonos en busca de los mejores rincones para lejanos ecos. :) (Alguno también aprovechó para ir a por las dos orejas y el rabo... jejeje)

Torrin 05
El enclave impresionante. Enfrente el Bla Bheinn y detrás los Red Cullins.

Torrin 07
Aunque claro, si esto nos parecía precioso, las vistas sobre el puerto de Elgol, al finalizar el recorrido tras inumerables revueltas de la carretar nos dejo con la boca abierta y sin posibilidad de cerrarla. Un mar azul intenso sobre el que se movía otra capa de nubes rotas por las isla de Rhum y el resto de cordilleras y acantilados de Skye.




Desde este puerto se pueden coger cruceros que se adentran en los cuillins, pero que ni el tiempo ni el dinero nos permitieron experimentar. Decidimos recrearnos con la vista y la zona.



Elgol 04
¿Cómo dicen? ¿Qué el azul se ha vuelto su color favorito? Normal... normal...

Elgol 07

Elgol 09

11 comentarios:

japogo dijo...

Cierto Maligno, cierto... azúl es el recuerdo de ese día y lugar. Aguas cristalinas, medusa fluorescente y ojos increibles incluido. ¿Qué me dices Pierre?

oria dijo...

¿no hay fotos de las medusas?

CJ dijo...

¿Medusas con el agua tan fría? ... ¡¡¡Qué bichos más malos!!!

Virginia dijo...

jo esto no lo vimos...snif....cuánto estuvisteis en Skye? un mes? ja ja, eso o ibais a una media de visitar 10 cosas diarias!! en ese caso nos ganais (pero por poco eh?)qué fotos tan bonitas Ig. Cuando hace un día de esos en Escocia uno se queda, efectivamente, sin habla. Estoy impaciente por ver las del valle de Glencoe!!!

Ignacio dijo...

NO me acordaba yo de los ojos azules, Japogo. Claro que a mi no me dió tiempo a pederme en ellos... ;-)

Oria, alguna foto cortesía de Pierre de las medusas si que hay... la buscooooo...

CJ, porque una medusa te haya tratado mal, no está bien generalizar y meter a todas en el mismo saco. Seguro que hay muchas medusas perudicadas por el mal hacer de unas pocas, con las que podrías perfectamente irte de compras o a tomar un té, por poner dos ejemplos. ;-)

Vir, al final estuvimos un día y medio en Skye a tope, quemando kilómetros y viendo todo lo que pudimos o lo que la niebla nos dejó...

El Glen Coe llegará... :)

c.o.v. dijo...

Eso de los ojos azules suena a historia interesante que nadie parece querer contar...

Mi imaginación sale volando disparada, mejor no perderme demasiado por esa senda, que me conozco, y luego no me encuentro.

Increíble ese azul, increíble.

Ignacio dijo...

Unos buenos ojos azules, siempre tienen una historia interesante detrás... :)

Curiosamente pasa lo mismo con los verdes, los marrones y los negros. ;-) Deben ser cosas de la física. O la Química...

japogo dijo...

¡Cuánto lechón anda por ahí suelto!

Cinza dijo...

ayyyy, que envidia me sigue dando!!!!!... pena de no ver al maertro pounch en ese momento... por cierto orejas si.. pero rabos no se veían muchos... había más vacas que toros, no?...jeje

Pierre Nodoyuna dijo...

Blue eyes, blue eyes... Pues no fue tan interesante como pinta. Es la magia del misterio...

A punto que estuvimos de embarcar, sólo por el poder de una mirada. Acaso somos tan débiles? O realmente cualquiera se hubiera perdido en aquellos ojos? Obviaré la respuesta, puesto que es conocida por demasiada gente ya.
Sin desmerecer a la chica del embarcadero, claro.

Medusas: Saqué fotos a dos de ellas, por supuesto una basura, como corresponde a la pareja cámara-fotógrafo. Eso sí, eran muy resultonas al natural. Yo las he conocido de siempre en el Cantábrico, no se detienen ante el agua 'fresquita'.

Vacas y toros: La naturaleza -que es sabia- equilibra aquesta descompensación aportando demasiados rabos en furgoneta. Lo cual debe ser beneficioso para el Medio Ambiente universal, pero no para los viajeros. Qué tribulaciones, pardiez.

No vuelvo a comer cocido en el trabajo!

Ignacio dijo...

Pierre, deberías mirar seriamente las botellas de vino con las que empapas estomacalmente el cocido. Retrúecanos!

A mi es que no me dió tiempo a caer en el embrujo y por tanto tuve el coraje suficiente a llevaros de allí antes de que con o sin barca hubierais acabado en medio del mar atraido por los cantos de sirenas.

O de las medusas.