domingo, mayo 28, 2006

De la ausencia de vegetales

Ha vuelto a ocurrir. Otra barbacoa. Y eso que llovía. Nada turbia el ánimo de estos buenos hobbits. Se zampa y punto. Normal que se hiciera a pesar de las inclemencias, pues llevaban más de un mes preparandola. Y digo yo ¿Que necesidad habrá de organizar una barbacoa con más de un mes de antelación? Previsión ante todo.

Y es que unos compañeros del trabajo previendo erroneamente la llegada del buen tiempo, decidieron que nada mejor que celebrarlo en compañia de sus compis de trabajo, luciendo casa, luciendo jardin, creandos ascuas y aprovechandolas para dorar y preparar suculentos manjares carentes de toda vitamina.

Aprecien vuestras mercedes la calidad de la casa que gastan mis compañeros de trabajo:

Toda la buena moral y el empeño de los muchachos al final dió resultado, y habiendo dado lástima a las altas esferas existenciales, dejó de llover tras más de una semana de un penoso tiempo, dejando solo un desagradable viendo y a veces, muy de vez en cuando incluso, en un parpadeo, hasta un rayo de luz.

Como os podreis imaginar, no faltó de nada. Se cuidan mucho estos ingleses y dieron buen ejemplo de hospitalidad inglesa. Perfectamente atendidos en todo momento.

En este tipo de eventos, donde yo era el único español, no quedaba otra que agudizar el oido y concentración, pues si bien generalmente se toman menos licencias a la hora de hablar contigo intentando ralentizar la velocidad con la que hablan y omitiendo todo tipo de jerga inusual, no asi en esta ocasión, cuando ya aliviados los gaznates con varios litros de cerveza y estando en medio de autóctonos, descubres que no has hecho tantas mejoras como suponías y que aún queda un largo recorrido para dominar y comprender el equivalente a chiquitistani en la lengua bretona. Traducido: Ingleses beber. Lengua suelta. Mi comprender menos.


Buen ambiente, buena comida. Ahora bien, llega un momento en que sabes que de tanto comer de una tacada te estas haciendo daño a ti mismo. Todavía no ha llegado ese momento, pero le debe quedar poco. He de plantearme desayunar lechuga con el colacao, que me parece que va a ser el único verde que voy a probar en unos meses. Por que lo que es a estos eventos no pienso faltar a ninguno. Jejejeje!!!!

Por otro lado, el hecho de hacer actividades de esta índole (dejando a un lado el hecho gastronómico) con la gente del trabajo, siempre son bastante gratificantes por el simple hecho de que te da la oportunidad de conocer a más gente. Cosa que extrañamente es bastante complicada en un edificio con más de 1000 personas.

Por supuesto, no faltaron actividades lúdico-festivas: Guitar Hero (teneis que probarlo chicos), concuros de karaoke para con la Play2 (ciertamente Rafa, con eso de las puntuaciones y los afines, es una risa... y engancha) y concurso oficial de pulsos. Si, si. Que los habitantes de la casa habían estado entrenando. Incluso se acusaban mutuamente de doparse en las comidas. :D



Y para finalizar, una foto de un gato. Ya se que no pinta nada en todo esto, pero se paso por la fiesta, le hice una foto y me gusta como ha quedado. Asi que: gato al canto. Miau.


5 comentarios:

Virginia dijo...

No te preocupes que ya te enviaremos alguna vianda de la huerta murciana para que no te olvides de los colores, o mejor aún (que no se estropea por el transporte): un bote de vitaminas!!! ja ja
el gato mu chulo ;-D

Virginia dijo...

de los colores....verdes, queria decir!

Ignacio dijo...

Verde? Que color es el verde? No será el de esas cosas que rumian las vacas? Eso se puede comer? :P

Anónimo dijo...

I say briefly: Best! Useful information. Good job guys.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.