martes, abril 15, 2008

La negación del cambio

Pasé hace unos días por Camden Market atraído por la curiosidad de saber la gravedad del fuego que tanto ruido hizo en los periódicos. Afortunadamente la mayor parte de Camden sigue en pie.

Camden Market BN 06.jpg

Camden Market BN 04.jpg

Camden Market BN 15.jpg
Se comenta que la parte afectada, a la orilla del río, ahora cerrada, está siendo reconstruida para volver a ser exactamente igual que lo que era. Lo dudo. Pero no hay nada que ya se pueda hacer. Habrá que asumir como parte de su historia que una parte no excesivamente grande se quemó y que se reconstruyó de la mejor manera posible.

Camden Market BN 01.jpg

Camden Market BN 02.jpg
Sin embargo no es este el único de los cambios. Los demás son, desde mi sentimentaloide punto de vista, más difíciles de digerir. El antaño hospital de caballos, uno de los más emblemáticos edificios del mercado, donde los puestos ocupaban las antiguas caballerizas, se está desmontando. Estos puestos eran quizás los más ronchas de todos los que atiborraban las laberínticas calles del mercado, los verdaderos puestos de mercadillo, los que atesoraban reliquias de excaso valor salvo para el que las poseía.

Camden Market BN 07.jpg

Camden Market BN 08.jpg
Ahora, los puestos se encuentran en un nuevo mercado de caballos, rediseñado para la ocasión, con todo lujo de detalles. Unas esculturas de caballos en la puerta y unos puestos mucho más modernos en los que se mantienen las curvadas puertas de acero de las caballerizas para darle un toque más retro dentro de un lugar mucho más cómodo y amplio.

Camden Market BN 14.jpg

Camden Market BN 10.jpg
Por otro lado, las catacumbas han desaparecido. Gruas y maquinarias desmontan lo que antaño fue uno de los lugares más tenebrosos de Camden. Adentrarse en las catacumbas te traladaba a puestos de techos abovedados entre retales, espejos, maletas viejas.

Camden Market BN 11.jpg
En su lugar van a aparecer unas nuevas catacumbas. Conservarán el aire de las antiguas, con sus arcos de piedra y se modernizarán añadiendo bonitas y luminosas vidrieras. Todo nuevo, brillante y limpito.

Camden Market BN 12.jpg

Camden Market BN 18.jpg
Pero Camden no atrapaba por la belleza, ni por ser nuevo, brillante, ni limpito. Atrapaba por la sensación de desván, de desorden, de incertidumbre al saber que te vas a encontrar en cada recodo, el perfecto lugar para encontrar un mapa del tesoro en el que nadie antes parecía haber reparado. Por ese aire misterioso que lo hacía diferente del resto de mercados.

Camden Market BN 09.jpg

Camden Market BN 13.jpg

Camden Market BN 03.jpg
Ahora poco a poco, Camden es cada vez menos mi Camden y cada vez más un nuevo Camden, que peligrosamente puede tender a parecerse a cualquier otro mercado. Es bastante probable que seguirá atrayendo a millares de visitantes cada fin de semana y probablemente será mucho más rentable economicamente. Pero este será su Camden. El mío empieza a difuminar sus bordes.

Camden Market BN 17.jpg

Camden Market BN 16.jpg

Camden Market BN 19.jpg
Entiendo esta negación de la realidad, de intentar ignorar la naturaleza del cambio, como un mero ejemplo de mi egoismo, pero no puedo evitar querer a ciertas cosas por lo que fueron y no por lo que puedan llegar a ser, así que conservaré el recuerdo del lugar añejo, con sus olores y sensaciones como a mi me gustaba, como yo lo descubrí.

Camden Market BN 05.jpg
¿Será el miedo a algo mejor lo que nos hace quedarnos con lo que tenemos y añorar lo que tuvimos?

17 comentarios:

oria dijo...

Está demostrado que a todos nos gusta vivir de los recuerdos. Hasta que llega la 1 y empieza a hacer negocio con ello y empiezan a agobiar.

Voy a mirar tus fotos en flickr para ver si todas son fotos del pasado o de tu último paseo por allí.

Belén dijo...

Bueno, no sabía que había habido un incendio en Candem! joe vivo empanada :)

Y no creo que sea ni miedo ni nada amigo mío... A veces cuando lo viejo se va y lo nuevo aparece nos entra la nostalgia... sin mas

Besicos

Ignacio dijo...

Oria, todas las fotos son del paseo del otro día. Y si, nos gusta vivir de los recuerdos, sólo que a mi me gustaría volver a Camden dentro de unos años y que siguiera siendo igual. Eso y tantas otras cosas son las que no van a pasar.

Belén, supongo que sí, que es un poco de pena y morriña, es eso nostalgia? :)

Belén dijo...

Si hijo mío, es nostalgia...;)

Será que debajo de ese pecho de elfo hay un corazoncito humano? :P

GUAPO!

Besos

xikinina dijo...

Pero cuánta melancolía agüelito, hasta las fotos en black and white!!! No te pongas triste, que todo cambia y evoluciona(nosotros los primeros), sobretodo lo que da dinero y sobretodo si puede aún dar más dinero... A lo mejor hasta le dan un toque interesante (o a lo mejor la cagan, jaja) ¡Besitos!

matoki dijo...

El cambio es bueno, pero no todos los cambios son siempre buenos...
No conozco Candem, pero entiendo lo que dices sobre el encanto de su desorden y decadencia... un mercado nuevo sera mas comodo, pero habra perdido su personalidad.
Como si meten el Rastro en el Puerta de Toledo, no?

emma woodhouse dijo...

Pues la verdad, yo estoy contigo... Es una pena que el fatídico incendio sea la excusa perfecta (para algunos, claro está), para remodelar algo que tenía su encanto. Me gusta mucho esa imagen que utilizas sobre las caballerizas como laberinto en el que no sabías qué te ibas a encontrar a la vuelta de la esquina. Las dos veces que he estado allí me ha ocurrido exactamente eso. Es evidente que no se puede olvidar aquello de "o renovarse o morir", pero no siempre es aplicable a todos los contextos. Una verdadera pena lo del incendio, me entristeció mucho la verdad, pero creo que lo más triste aún es que algunos especuladores sin escrúpulos lo utilicen para hacer su agosto....

Perdón por la biblia... hoy tengo un día de esos de escribir hasta por los codos...

Muchos besos

Emma

PD: Se me olvidabaaaaaaa!!!
Para mí, la mejor foto la de la ventana con los cristales medio rotos y llenos de humo.... tiene un nosequé que me ha atrapado nada más verla.....

Eres muy bueno joío'

emma woodhouse dijo...

o a lo mejor no estan llenas de humo... solo de... polvo???

Marta Tatiana dijo...

Matoki, totalmente de acuerdo, no siempre los cambios son buenos aunque haya de mantenerse una mente abierta respecto a ellos.

Ign, ?tú pudiste votar la petición formal en contra de la apertura de un centro comercial de los típicos de aquí en Camden? con todas las tiendas típicas de todo barrio y High Street y mall... eso no tiene nada que ver con reformar el mercadillo y hacerlo mas cómodo, limpio y seguro, es solo dinero.

Desgraciadamente no salió adelante. Nuestro Camden cambiará enormemente. Terminarán poniendo una estatua con 2 punkies, como recordatorio, y para que los turistas puedan hacerse fotos!!!

Parece que el paisanín de la campana ha vuelto, no?

Ignacio dijo...

Belén, será aunque lo niege siempre. :)

Xikinina, he puesto una foto del nuevo proyecto, donde se ven los arcos acristalados... échale un ojo para ver que te parece. Va tirando hacia centro comercial... :S (escalofríos me dan).

Matoki, exactamente, meter el rastro en un gran centro comercial, hace que sea más cómodo comprar pero desgraciadamente hace que el Rastro deje de ser el Rastro. :)

Emma woodhouse, simplemente por aclarar: la parte que se quemó y la que están remodelando son dos partes diferentes de Camden, que creo que no me quedó claro. Humo ya no queda, pero si quedan los restos de la parte que se quemó. :)

(los cristales rotos, están llenos de roña... ;-) )

Marta Tatiana, claro que firmé... pero ya vemos que no ha valido para nada. :( Como pongan la estatua de los punkis será digno de ver!!

(y los elvis acampanados, vagan por todo Londres.. no sabes cuando pueden aparecer!!!)

vanessa dijo...

Hay cambios buenos y cambios malos, pero lo q está claro es q el cambio es inevitable.
No conozco la historia de este mercado pero probablemente empezaría con 4 puestos en la calle y con el tiempo se iría convirtiendo en lo q es hoy en día. En mi opinión,eso es lo q lo hace atractivo: la mezcla de puestos, de objetos, de gente, de épocas...q se han ido instalando ahí sin atenerse a ningún tipo de restricción o norma, sino únicamente bajo las premisas de la improvisación.
Ese "todo vale" es lo q lo convierte en un lugar lleno de misterio y de sorpresas.
Es decir, que si hace 100 años hubieran dicho: no queremos cambiar! pues hoy Candem no sería lo que es (quizás nos gustaría incluso más??)
Lo q quiero decir es q no creo q debamos temer al cambio, el problema es que hoy en día la gran mayoría de los cambios (y en este caso es evidente) están patrocinados por don Dinero, y eso es lo q lo estropea todo. Una pena, desde luego.

Por cierto, igual q a Emma, me ha atrapado la foto de los cristales.

Ignacio dijo...

Cierto, el cambio nos hace mejorar, aprender... pero en nuestro cambio, siempre queremos tener referentes inalterables a lo largo del tiempo. :D

japogo dijo...

A ver si este cuela... que comenté el otro día en el de Gales y no se publicó, cachiendié, con la de miedo que expresé por el mossstruo.
Pues nada, me uno al aplauso por la foto de la ventana. Si alguna vez tengo aposento propio, me gustaría que me la cedieses para decorarlo! A un módico precio, of course.
Yo también recordaré Camden como la conocí, pero deharé sorprenderme por los cambio que se avecinan...para bien o para mal.

emma woodhouse dijo...

Jopetaaaaa..... eza foto la vi yo primero....... pa' mi próxima habitación (que aún no tengo, pero bueno...) en London....

Jijiiiiiijj

Ignacio dijo...

Yo creo que lo mejor es hacer una subasta y vais pujando... jijiji

Virginia dijo...

Muy buena idea lo de las fotos en B/N, y muy chulas además. Me uno a tu sentimiento de morriña,por haber estado allí un par de veces y respirar eso de lo que tú hablas.Es como los libros de segunda mano,o viejos, que los abres y huele a mmmmmm, a eso. A todo eso.Que no tienen los libros nuevos!

Ignacio dijo...

Si Vir, como un libro viejo. Por muy moderno que sea y todas las ventajas que tenga leer en el ordenador o en una pantalla, lo cierto es que no es lo mismo. :)