miércoles, marzo 12, 2008

Rojo infinito. Fushimi Inari-Taisha. Templos (3). Kyoto Tales (6)

Al sur de Kyoto unos largas líneas rojas decoran las montañas. Miles de toriis de color rojo, forman un interminable ciempiés de 4 kilómetros de longitud en honor de Inari, el Dios del Arroz y el Sake, del que se dicen que los zorros son sus mensajeros, y este es su templo más importante en todo Japón.

Fushimi Inari Taisha 03.jpg

Fushimi Inari Taisha 04.jpg

Fushimi Inari Taisha 06.jpg
No es para menos. Desde que Fushimi Inari Taisha se empezó a crear en el siglo VIII, más y más puertas se añaden cada año, fruto de donaciones, haciendo del paseo a su rojiza sombra toda una experiencia. Es simplemente precioso. Y lo digo como una de las cosas que más me gustó de todo el viaje a Japón.

Fushimi Inari Taisha 11.jpg

Fushimi Inari Taisha 05.jpg

Fushimi Inari Taisha 02.jpg
Estaba completamente alucinado atravesando el bosque, puerta a puerta, encontrando pequeñas paradas de piedra y velas, descansos para el alma y para asegurar la prosperidad que trae el arroz.

Fushimi Inari Taisha 07.jpg

Fushimi Inari Taisha 08.jpg

Fushimi Inari Taisha 09.jpg
No terminamos el recorrido, como buenos hijos de la vagancia y víctimas de un planning bastante exigente, pero aún así dejó un inmejorable recuerdo.

Fushimi Inari Taisha 12.jpg

8 comentarios:

Nuria dijo...

Que bonito!! por pedir que no sea ... podrias dejar de poner estas fantasticas imagenes de Japon?...que me das mucha envidia, es uno de los sitios que mas me gustaria visitar, y de momento, me lo voy a perder!!!

Un saludo y muy chulas las fotos!!

Lorea dijo...

Este templo sale en la película de Memorias de una Geisha si no me equivoco. En ella la protagonista (aun cuando es niña) recorre uno de los pasillos.

Unas fotos fantásticas.

choupa dijo...

(recuperando el ritmo...)
chulísimas las fotos, igna... para no variar.
viendo las fotos me puedo imaginar a los 7 samuradis de kurosawa correteando por esas callejas y templos... me encanta!!!
que viva el arroz a la cubana!!

Ignacio dijo...

Nuria, tranquila, que ya me quedan pocas! :D Eso sí, haz lo que puedas para no perdértelo!! :)

Lorea, exactamente. Es ese sitio. (Además de que Memorias de una Geisha está ambientado en Kyoto).

Choupaaaaaaaaaaaaa!!! madreeecuantotiempo! Que bien, tenerle por aquí de vuelta. Coja aire... :D

xikinina dijo...

No sé qué ha pasado con mi post que ha desaparecido, ¿será que no le he dado a publicar?mmmm.

En fin, que muchas gracias por los ánimos agüelico, ya estoy mucho mejor. Y que ¡pero tío! qué pasada que vieras a la Mari en Londonnnnnn, qué biennnnnnn (me se escapan las letras solas de la emoción, oye).

Besos mil

Ignacio dijo...

Xikinina, yo me alegro de que estes mejor, que menudo susto nos has dado. :D A ver como va el Yoga!!!

Y quiero verte en fotos con el paracaidas... apúntatelo.

Pierre Nodoyuna dijo...

Una preciosidad...

Me reafirmo, tengo que ir a Japón.

Ignacio dijo...

Irás, irás... sólo hay que ponerlo en la cola! :)