miércoles, marzo 05, 2008

Perdona amante, que casi se me olvida!

Si es que no está la cabeza donde tiene que estar. No soy muy hábil con la memoria, las fechas, ni los telefonos, ni cualquier tipo de clave han sido nunca mi fuerte, pero al final un atisbo de lucidez me ha permitido acordarme que ando de aniversario (ups!), y es que entre tanto barullo, que si me quieres, que si no me quieres, que si me dejas en la calle, que si me vuelves a acoger, que si llueve, que si hace sol, sile, nole, pues casi se me olvida que hoy hace dos años que aterricé en Londres.

Cabecita loca. Que me tienes trastornado. Encima para redondearlo aún más y de un modo que haría padilecer a la mísmisima fusión de Tamariz con David Chesterfield alcanzamos la cuasiredonda cifra de 450 posts. Iker Jiménez, una explicación quiero!

Dos años, maredelamorhermoso. Si el aniversario se hubiera adelantado una semana, sería una carta bastante más triste, en un estado permanente de recogida de cartón para búsqueda de casa, pero oigan, con eso de que no se ha adelantado y de que el efecto psicotrópico del la mudanza aún perdura, pues ya ven, salió cara en lugar de cruz y hay renovada alegría donde antes había desesperación. Ay Londres, maldita amante.

Un año mucho más prólifico que el anterior, agrandando ligeramente el círculo de amigos, descubierto muchos nuevos rincones y aprovechándo la ciudad aún más. Con una Londres en la que he ganado confianza y me siento cómodo, pero que inveitablemente y a pesar de las cantidades de sorpresas que aún guarda, ha perdido el factor sorpresa del primer año. Estamos batiendo records en esta relación.

Lo que dure durará. Por mi parte espero que algún tiempo más, mientras tanto a disfrutar como hasta ahora de cada segundo, de los colores del tamésis al Atardecer, del cambiante skyline de la City, de los interminables rascacielos de acero y cristal, de las cocinas asiáticas, de los teatros del West End, la música en cualquier parte, los artistas callejeros, de los buskers del metro, las estatuas vivientes del South Bank, los fuegos artificiales por cualquier excusa, de los grises reflejos de los edificios victorianos en los días de lluvia y los brillos de las flores y los ojos de las ardillas en los parques, del sonido del cristal cuando suena el entrechocar de las pintas, del quedar aquí y allí, de las exposiciones de los museos y de las locuras de la TATE, de las galerías del East End y Brick Lane, de los mercados del Norte, Sur, Este y Oeste, de la complicidad de oír español por sus calles, de los mil y un recuerdos que se están grabando en mi memoria y que de manera imperecedera me harán saber que estoy inevitablemente ligado a esta ciudad.

Big Ben.jpg

13 comentarios:

oria dijo...

Tendría su aquel que tras ¿2 meses? buscando alojamiento hubieras decidido que ya era el momento de cambiar de ciudad.

No tengo claro si hay que felicitar a la amante o al otro.

sirventes dijo...

Dos años... eso me recuerda un aniversario propio, pero esa celebración ya llegará.

Es evidente que con Londres, es una relación de amor-odio. Un día estás al límite, y al día siguiente no querrías vivir en ningún otro lugar.

Ya sabes que cuando la pasión de la novedad se acaba, empieza el disfrutar de los pequeños momentos(siendo uno de ellos el tener un techo bajo el que dormir, claro).

Nada, que esperamos ver que nuevas instantáneas nos trae el idilio.

Elsinora dijo...

Felicidades, Igna. Parece que predomina lo bueno. En todo caso este tipo de experiencias merece la pena aunque sólo sea por la experiencia en sí, ¿no crees? Y cierto, Londres es una pareja intensa.
Ya felicitaremos a Sirventés cuando llegue su aniversario.
Saludos desde los madriles.

Ignacio dijo...

Oria, pues sí, tendría su aquel, pero cosas más raras se han visto. Desde luego, mientras se sucedían los meses si se me llegó a pasar por la cabeza. ;-) Seguimos, seguimos. Las felicitaciones para los dos, por soportarnos mutuamente.

Sirventés, sin lugar a dudas. :)
Seguimos disfrutando de los detalles. Predomina lo bueno con bastante diferencia.

Elsinora, por supuesto, la experiencia en sí es irrepetible. ;-)

Lorea dijo...

Esto me trae a la memoría lo que me dijeron hace poco "el positivismo, la buena actitud llama a la buena suerte". A ver qué más cae durante este año, que como sigas así... bueno seguro.

Virginia dijo...

feliz aniversario páharo!

Ignacio dijo...

Estoy completamente de acuerdo, Lorea, hay que ser optimista siempre!

Vir, muchas gracias bichaaaa!

emma woodhouse dijo...

Snif, snif, snif...

Joío.... si encima eres poeta!

Felicidades por la celebración. Espero llegar a poder decir algo parecido muy prontito....


Y optimismo? Siempre, a toneladas, sobredosis de optimismo

Besos

Emma

Anónimo dijo...

Hola, creo que has descrito perfectamente como se siente uno cuando está ligado a esa ciudad en tu último párrafo.

Mucha suerte

Ignacio dijo...

Bueno, al menos así es como me siento yo... son cosas que me gustan y que estoy seguro que echaría de menos en cualquier otro lugar...

Ignacio dijo...

Emma, optimismo siempre. Y ánimo, que en nada estás por aquí!!!

japogo dijo...

Ehhhhyy! Se ha volatilizado el comentario que puse el otro día... replay: Felicidades! Y que sean muchos más, años, posts y amantes. Ahhh, lo que sí es verdad es que es amante un poco fría... deja hueco para las ciudades...digoo, amantes cálidas también.
Buen finde!

Ignacio dijo...

las amantes... digo las ciudades.. mejor cálidas. Si. :D

Buen finde figura!!!