martes, marzo 25, 2008

La sorpresa inesperada. Biarritz.

De vuelta, queridos hobbits, pero los deseosos de descubrir Gales desde el sofá, me temo que habrán de ser pacientes un poco más. A la divertida tarea de ordenar las fotos, se une además la narración de eventos anteriores. Tengan, insisto, paciencia, que ya lo decía mi madre, es la madre de la ciencia. Llegará, cuando llegue. Mientras tanto, cojan el bañador.

Biarritz 02.jpg
Biarritz resultó ser una joya que por algún extraño motivo se había mantenido oculta a mis ojos durante todo este tiempo. Aún así, las buenas vibraciones comenzaron cuando vislumbré el brillante azul de las olas del mar rompiendo bravamente contra la orilla desde la minúscula ventanilla del avión, momentos antes de reencontrarme con el buen amigo Txema en el aeropuerto.

Biarritz 10.jpg

Biarritz 13.jpg
Sabiendo de antemano que yo disfrutaría con todos los rincones de esta pequeña villa tomada por suferos, ya había planeado pasar el día allí antes de encaminarnos a San Sebastián, donde otras historias habrían de tener lugar. Algunas de ellas vendrán después. Otras, supongo, morirán con sus protagonistas.

Biarritz 03.jpg
Volviendo a la pequeña villa playera, situada a los pies del Pirineo Francés, donde por algún azar del destino, los aviones de Ryanair tienen a bien de aterrizar, para alegría no sólo de lo franceses, sino también de los que, situados a este lado de los pirineos quieren viajar a Londres a precio de lowcost. Villa, esta, balnearia, famosa en el siglo XIX, cuando Napoleón III y su esposa, compraron el terreno que ahora ocupa el hotel Casino Palais y empezaron a atraer a la nobleza. Os podréis imaginar entonces, que sus calles cuidadas, impreganadas de un glamour francés un poco ahawaianado, le dan un toque playero de los más chic. Los franceses, como siempre, conquistando con el diseño.

Biarritz 04.jpg

Biarritz 18.jpg
Tuvimos la suerte además, de contar con un día fabuloso. Habiendo dejado Londres con lluvia, el poder comer frente al mar en una terraza al sol, se me antojaba unas horas antes como una utopía. Nada que añadir, sino estar eternamente agradecido a nuestro sol, por darnos calor cuando pensabamos que se podía vivir sin él.

Biarritz 14.jpg

Biarritz 15.jpg
Con la panza llena y la piel abandonando el pálido color que arrastraba, recorrimos sus playas, abarrotadas de surferos intentando encarmarse a buenas olas (con irregular éxito), para acabar embaucados por el atronador y poderoso romper del mar contra las rocas. Y allí, en el medio, salpicada por el agua y atacada por la sal, imperturbable, se alza la Virgen de las Rocas, mirando al infinito mar.

Biarritz 08.jpg

Biarritz 09.jpg
Fue sin lugar a dudas, un descubrimiento asombroso y que se merece, no sólo este, si no muchos más viajes, para dorarse, vuelta y vuelta en las arenas de sus playas.

Biarritz 20.jpg

Biarritz 19.jpg
Alguna foto más, con olor a mar aquí.

10 comentarios:

Elsinora dijo...

En dos palabras, como decía el otro: ¡Guau! :-))

xikinina dijo...

¿Sabes una cosa? Que yo me estuve bañando en el Caribe un día antes y como la Naturaleza no entiende de divisiones geográficas, te mandé un abrazo a Biarritz y te lo llevó una ola. Lo cogiste ¿verdad?

Lorea dijo...

Ains... qué recuerdos de juventud... por curiosidad, todavía sigue el carrito de helados caseros en el paseo de la playa? (Aunque quizá sólo estuviera en verano...)

Buenas fotos para una preciosa ciudad.

Ignacio dijo...

Elsinora, totalmente de acuerdo. Wof! Wof!

Xikinina, si, si, claro que me llegó. Vaya sopresa!!! :) Me dejó feliz y contento para el resto del día. Gracias.

Lorea, no lo recuerdo, aunque puede ser. Maldita memoria de pez!!!

japogo dijo...

Mmhhhmm... vamos a ver, con la tradición gastronómica de este blog y no veo ningún retrato del chuletón ni de la espuma del salmón?? Pero bueenoooo...
Eso sí, el sofá rosa ha quedado bien adornado. ¿Dónde está el otro boqueboquepassa que hacía suyo este trono pink?

emma woodhouse dijo...

Jopeta, si es una virgen... jajaja
Pensaba que era una águila estrozá de un tiro...jajaajajja

Qué fotos más lindas jefe...

por fin se terminó la semana maldita.... porque trabajar 7 dias seguidos aguantando a los turistas.... es para llamarla maldita verdad?

jajajaj

besotes

Emma

Ignacio dijo...

Japogo, es lo que tiene el autocensurar, que puedes sacar a otros en un sofá rosa y tu ni despeinarte criticándolos.. jur jur jur... Ciertamente es una mancha para el historial panzudo de este nuestro blog, el que no aparezca la espuma del salmón, pero será compensado con creces en un futuro cercano. Créame.

Emma Woodhouse, no se yo como mirarlo para ver el águila, pero el arte es libre de interpretarse como se quiera. :) Y que hacías si puede saberse, aguantando turistas? :)

Pierre Nodoyuna dijo...

Tres jolie, n'est ce pas?

La próxima vez prometo no dar tantas vueltas perdido por ahí, así aprovechamos más el tiempo... À bientôt!

oria dijo...

Cada vez es más complicado elegir una foto, que ni a los chinos. Sobre la falta de comida, pensé que la gula te hizo degustar del croasant antes de poder hacer clic.

Ignacio dijo...

Pierre, no se torture, el tiempo estuvo bien aprovechado, la comida también y las vistas (todas ellas) mucho mejores aún.

Oria, no hubo cruasan, pero a las horas que llegue fuimos directos a comer con todo el equipo y luego a turistear, ha hacer un poco en Sancho.