miércoles, marzo 07, 2007

Los templos de Nikko. Por Japón (4)

Pues sí, ha sucedido.

En este blog de cronología anárquica volvemos a hablar de Japón. Ahora, cuando menos os lo esperabais. Me he propuesto en este "nuevo año" acabar todo lo del pasado viaje a Japón. Me quedan 12 meses. Mejor que no me despiste.

Nikko, situado en las montañas de Tochigi, dos horas al Norte de Tokio, es una de los centros religiosos más importantes de Japón, considerado como patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y como tesoro histórico por parte nipona.


El enclave es exquisito. Tuve la mala suerte durante todo el viaje por Japón, de haber llegado demasiado pronto climatologicamente hablando, y aún no fue posible ver los bosques de arces con las hojas completamente rojas. Una pena, parece ser que el otoño se estaba retrasando. Los tentáculos del cambio climático... quizás.

Para llegar a la zona de los templos o Sannai, se cruzaba en la antiguedad un precioso puente rojo sagrado, el Shinkyo Bridge, que según cuenta la leyenda, que fue un regalo del Dios Serpiente para que el monje que fundo Nikko pudiera cruzar el río.




El primero de los templos que nos encontramos es el inmenso Templo Rinnoji, cuyo edificio principal, el Sanbutsudo tiene unas enormes esculturas talladas en madera representando a los tres dioses (Kami) de la montaña de Nikko.


Aunque sin lugar a dudas, el templo estrella en toda la zona es el Nikko Tosho-gu, cuya puerta principal, el Yomeimon, es la más recargada y llena de detalles de todo japón. Es espectacular. Realmente todo es espectacular. No solo la puerta, sino el resto de edificios, el bosque que lo cubre todo. Un retroceso en el tiempo. Una vuelta atrás.




Es precisamente en uno de esos edificos colindantes donde se puede observar el archiconocido grabado de los tres monos sabios: "hear no evil, speak no evil, see no evil", que tantas y tantas veces hemos visto representados de las más diversas formas.

Este templo es con mucho la parte más visitada por los turistas (que llegan a miles) por lo que es mejor madrugar un poquillo y verlo con menos gente (si es que eso fuera posible en Japón). Atención a los escolares tan bien formaditos!!!

Así que tras esquivar multitudes en la montaña lo mejor es tomarse algo de tiempo para ver el más alejado de todos. El templo Futurasan fundado en 782 (!!) por Shodo Shonin, que introdujo el budismo en Nikko.




¿Hay ganas de más verdad? Pues ya os podreis imaginar que por muchas fotos que os muestre nada será como trasladaros allí, pero aún así y para que no queden guardadas por siempre entre bits de mi disco duro os dejo con unas cuantas más. Para que os jarteis! ;-)





Y por supuesto el mítico Youth Hostel de Nikko, que yo creo que era un Youth Hostel super pirata total!!! Escondido entre callejones, dejado de la mano de dios, oculto entre las sombras... :)



Visita obligada si pasais planeis viajar a Japón. Hacedme caso! :)

10 comentarios:

japogo dijo...

Fusión megapixel a la beta? HDR al cubo con esmalte de contrastes? Obturadores sincronizados bajo manto de ISO 3000 a pi revoluciones por minuto?

... se me explique la última foto, que me mola.

Ignacio dijo...

Esta es muy sencillita. Simplemente larga exposición sobre los rápidos de un río de noche, solo con la luz de una farola (que se ve un poco abajo a la izquierda) aunque la foto está tomada apuntando a la sombra. :)

30 segundos con 5.6 de apertura para más detalle. :)

japogo dijo...

Claaaaaaaaro... yo suelo utilizar la técnica pelíncano con reflejo estándar y consomé de rayos uva. Pero bueno, con 30 segundos y apertura 5.6 también está muy bien.

Ignacio dijo...

Sí, esa técnica esta muy bien tambien una vez que has domesticado al armadillo y convencido de que cocine con delantal.

japogo dijo...

Ojjj... veo que fuimos al mismo estudio fotográfico cuando nos encargaron la pizza. Sí, cierto esto último que comentas, pero no olvides nunca respirar contra el objetivo, de forma que el vaho difumine el balance de blancos y sólo quede angular para dioptrías convexas. El resultado suele ser algo a mitad de foco entre viscoso y protuberante en contornos opacos.

Ignacio dijo...

Pero sólo si has comido ajo. Yo siempre recomiendo los snorkels, por que dilantan el esófago.

Puedes probar también a comprar cuerda y alambre, se consigue una bechamel sólida para el gotelé.

Lorea dijo...

Las fotos como siempre no desilusionan, eso si, la ultima.... la ultima foto es genial!!!! Me encanta.

Ignacio dijo...

Alguien poniendo coherencia a esta conversación!!!

;-)

Lorea dijo...

Eso es porque viendo el futuro que me espera con los lechones de japogo... intento mantener una coherencia. :DDD

Ignacio dijo...

Manteniendo la calma y la sangre fría. Será un encuentro interesante Lechones vs Lorea... jejeje