martes, marzo 27, 2007

¿Londres sostenible?

¿Que es sostenibilidad? Una ciudad sostenible es aquella que no consume más recursos de los que produce y que no genera más desperdicios de los que el medio ambiente es capaz de soportar. Un desarrollo sostenible es aquel que satisface las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de que las generaciones futuras puedan atender sus propias necesidades.

Con estas ideas en la mente, ¿se podría decir que Londres es una ciudad sostenible? Rotundamente, NO.

La huella ecológica de una ciudad es un indicador que calcula el área de territorio ecologicamente productivo (cultivo, pastos, bosques...) para que una ciudad sea sostenible.

En el caso de Londres, la huella ecológica es de 49 millones de hectáreas, lo que indica que para abastecer y asimilar los deshechos de Londres haría falta un terreno dos veces toda Gran Bretaña, algo así como España entera. 293 veces su área geográfica.

Si nos remitimos a los datos, Londres es la ciudad europea cuyas temperaturas más han subido en los últimos 30 años y este invierno ha sido el invierno más caluroso del que se tiene constancia.

El cambio climático es un hecho. Londres y todas las ciudades necesitan un cambio. Sustainable London es una exposición que muestra los primeros pasos que está tomando la ciudad para hacerla un poco más sostenible.

Se centra principalmente en nuevos proyectos de edificios y comunidades que sean capaz de administrar de una manera más eficiente los recursos y generar menos residuos y emisiones contaminantes. Algunos de estos proyectos ya se han realizado, otros están en fase de desarrollo y otros son simplemente ideas. En total más de 60 conceptos diferentes que pueden llevar el adjetivo de sostenible.

Londres va a seguir creciendo, es algo innegable. Se siguen construyendo edificios, la City va a cambiar su skyline en breve y la nueva zona financiar de Canary Wharf va a añadir a su colección de rascacielos otros tantos.

Curiosamente son estos nuevos edificios, masivos, los que están mejor pensados ecológicamente hablando. Me ha sorprendido leer que el City Hall tiene una estrategia energética que le permite consumir un cuarto de lo que generalmente un edificio de sus características consume: con una ventilación natural, aprovechamiento de la luz solar, reciclaje del calor generado por ordenadores y luces. No tiene sistema de aire acondicionado, sino que usa eficientemente los recursos que tiene para enfriar el edificio.

Exactamente igual ocurre con el Gherkin, cuya estructura aerodinámica recoge el aire del exterior que es distribuido por el edificio. ¿Resultado? un 50% de ahorro energético.

Muy interesante resulta el proyecto de una enorme almenara de 40 metros de altitud en forma de Y con 5 triple hélices turbinas de viento con el proposito de aprovechar las corrientes de aire por encima de los edificios.

Esta estructura se colocaría repetidamente a lo largo de la ciudad, pues todos los generadores eólicos situados en localizaciones remotas pierden de un 30 a un 50% de la energía que generan mientras se transmite.

Y muchos otros, casas ecológicas, estaciones, colegios, bloques de viviendas... Pasándole el testigo a los arquitectos (por lo menos al comando gallego) creo que el reto que se les plantea es cuanto menos de lo más interesante y con el reto de las Olimpiadas, Londres tiene la posibilidad de marcar la diferencia.

Podeis bajaros un pdf con todos los proyectos pulsando aquí.


¿Es esto suficiente? Desde luego que no, pero es un comienzo. Londres es una ciudad con una infraestructura obsoleta de más de 100 años de antigüedad. Simplemente en fugas de agua en el sistema de tuberías se pierden 800 millones de litros al día. La cifra es escalofriante. Se estima que para poder alcanzar los objetivos en emisión de carbono para el 2026 hace falta una inversión de 8 billones (con b) de libras. 12 billones de euros.

En una ciudad que ronda los 8 millones de habitantes, cada acción individual puede ser diferenciante. Si todo el mundo reciclara serían 8 millones de personas reciclando. Algo masivo. Aún así son necesarias estrategias que permitan llevar a buen puerto las inversiones, el conocimiento, la creatividad y las nuevas infraestructuras. Es responsabilidad de los políticos, de las empresas y sobre todo de cada uno como individuo. Un minúsculo cambio en nuestros hábitos puede ser determinante.

Una exposición muy interesante (y gratis), que creo que merece la pena pasar a ver si pasáis cerca de Totenham Court Road.

18 comentarios:

Belén dijo...

Me parece loable que se hagan este tipo de estudios y los expongan, pero a veces pienso si merece la pena, quiero decir, SIEMPRE MERECE LA PENA, pero cuando pienso en el tema del calentamiento global, de la capa de ozono... bufff...¿no será demasiado tarde?

Estoy por mandar el proyecto pdf al ayuntamiento de Zaragoza, a ver si se ponen las pilas.

Un abrazo!

:)))))))))

Ignacio dijo...

SIEMPRE MERECE LA PENA. Cierto. Aunque quizás ya sea demasiado tarde.

Creo que la mayoría de todos estos son proyectos aprobados. Así que irán viendose por Londres proximamente. También sé que se esta trabajando en el problema de las tuberías (que son de hace un siglo) aunque quizás no con la premura que se esperaría.

De todas maneras muchas veces pensamos que somos insignificantes en todo el proceso y no es cierto, también podemos ayudar y colaborar en ayudar a solucionar el problema.

mfcinza dijo...

Pienso que nunca es tarde para intentar arreglar las cosas o intentar hacerlas bien....bien cierto es que cuanto más tiempo se deje pasar más costará que todo se arregle, pero la intención que se ve en un sector de la sociedad hoy en día es lo importante.

Yo, como futura arquitecta, sí me siento responsable, por que pienso que en nuestra mano y en la de los ingenieros, está el cambio....pero es necesaria la colaboración de todos.

Ya me iré hoy para cama con un remordimiento más de conciencia.

Ignacio dijo...

Al revés! No te vayas con remordimientos. Algo que me llamo la atención de esta exposición es que como arquitectos teneis un papel muy importante que desempeñar y eso aparte de ser una gran responsabilidad es un reto que creo que puede ser de lo más interesante para vosotros.

Viendo las soluciones creativas y nuevas maneras de concebir edificios es algo que si fuera arquitecto supongo que encontraría muy apasionante! :)

mfcinza dijo...

Pues te animaría para estudiarla ahora, pero es un poco larga....jeje... no te lo recomiendo.

(la verdad es que es una profesión muy bonita...pero como todo, tiene su punto)

Un biquiño

japogo dijo...

Veeeeery interesting! Que la espiral en la que nos hemos metido sea algo incontrolable e irreversible, es algo que los medios se preocupan de recordarnos todos los días, pero quiero ser optimista y no pensar en un cambio de mentalidad, actitud y ejecución como mera respuesta a ralentizar la llegada del supuesto fin, sino como grano de arena hacia la consecución de la solución. Si bien es cierto que existen innumerables informes que reflejan la situación irreparable que nos lleva en muy pocos años al calentamiento global extremo, la escasez de agua, la contaminación masiva, etc., también existen otros, más esperanzadores, que apuntan hacia la propia (en ocasiones, sorprendente) capacidad de la naturaleza para superar estos problemas. Es por ello que me guste pensar que sí merece la pena arrancar estas iniciativas y ponerlas en práctica, porque nunca sabremos con certeza si un pequeño grano de arena, mañana pueda significar una enorme bola de nieve. Lo que está claro es que hay que pensar en hacerlo no hoy, sino anteayer y todos debemos colaborar, porque por sí sola sus posibilidades son nulas. Es otro ejemplo de falta de solidaridad que tenemos con los demás y, por tanto, con nosotros mismos. Quizás sea el momento de dejar de mirarse tanto al espejo y más a tu alrededor. Proyectos como el que explicas animan y motivan para eso...

Ignacio dijo...

Además de los grandes cambios muchos pequeños detalles pueden ayudar en el ahorro energético. El otro día leía (no me acuerdo donde) toda la energía que se ahorraría si Google tuviera el fondo negro en lugar de blanco! Son esas pequeñas cosas las que no cuesta nada hacer (apagar la pantalla del ordenador si no estás en tu sitio, o dejarla completamente apagada cuando te vas).

Aparte tenemos que cambiar la mentalidad en temas como el reciclaje o el uso de elementos contaminantes (vease coche), etc.

Y además están las acciones a más alto nivel (politicas, gobiernos, instituciones,etc).

Todas son igual de importantes y todas son necesarias. Asi que cada cual a lo suyo!

Cristina dijo...

Eso, eso que todo el mundo ponga su granito de arena... yo en mi casa voy a poner paneles solares..!!!

José dijo...

Bueno, al leer esto me he dado cuenta de que para preocuparse por el ahorro energético, primero hay que llegar a cierto grado de desarrollo, aunque sería interesante tenerlo en cuenta desde antes. Simplemente lo digo porque aqui en Manzanillo (México) hay todavía muchas calles sin asfaltar ni empedrar ni nada, la basura se deja simplemente en algún punto de la calle y luego pasa el camión a recogerla, aunque he llegado a ver montones de basura detrás de una casa. También a la hora de construir son un poco alocados, y no hay ningún tipo de orden ni jerarquía en las calles (lo que las hace más llamativas). De hecho ni siquiera reciclan, las pilas (super contaminantes) se acumulan en los basureros, donde de vez en cuando provocan incendios para ganar espacios.
Por otro lado, tengo entendido que el masivo uso de aire acondicionado en ciudades lo que provoca es un calentamiento de la misma, por lo que es muy importante aprovechar las estructuras e incluso las características atmosféricas o lumínicas del medio para poder mantener bajas temperaturas sin hacer uso de estos sistemas.

Pues nada, por ahora eso es todo.
Saludos.

Ignacio dijo...

Efectivamente José, por eso de lo innovador de los edificios haciendo uso de una ventilación natural.

Desde luego en casos como el de Manzanilla se puede ver muy distante, pero seguramente la gente sigue usando el ordenador y dejandolo con la pantalla en standby por la noche o dejando las fotocopiadoras encendidas, etc.

Con respecto al reciclaje, por lo que yo he visto en España está mucho más avanzado que en estas tierras inglesas y por encima de todos, el sitio más ecológico a nivel de basura y energía es Alemania, que incluso reducen la cantidad de luz por las noches en comparación con el resto de ciudades europeas.

Yo no era consciente del gasto energético hasta que ves como funcionan las grandes empresas, donde ves un consumo masivo de todo: energía, papel, residuos... Aunque por ejemplo donde yo trabajo se está modificando el edificio para reducir un 20% la emisión de carbono.

Ah, se me olvidaba. Y también he visto unos cuantos coches electricos por Londres. Son feos y pequeños, pero me alegro de que existan.

Paneles solares, por supuesto. Mis vecinos australianos se vuelven a las antipodas en Septiembre y están aprendiendo a montar un generador eólico.

Es el futuro, no solo a nivel monetario y económico por ahorrar dinero en energía. Es el futuro en sí.

Y claro en este tema siempre andamos rodeados de cosas que hacemos mal y que no nos permiten ser 100% ecológicos, pero lo importante es ir aprendiendo y haciendo las cosas que estén a nuestro alcance.

Perdón por el troncho!! :)

Lorea dijo...

Hay mucho camino que recorrer en este asunto y todos deben aportar su granito de arena. En la universidad que yo estudie (bueno, hace poco que termine mis estudios, en septiembre) para realizar el proyecto fin de carrera de los alumnos se realizaban acuerdos con las empresas cercanas para ver una problematica actual e intentar que los alumnos dieran sus soluciones al respecto. De estos proyectos, teniendo en cuenta el ahorro energético y el reciclaje se han llevado que yo recuerde ahora, uno sobre el reciclaje del aceite utilizado para cocinar (realizando el diseño del embase y del contenedor de estos) y otro sobre como sacar mayor rendimiento a los generadores eolicos. El primero se ha puesto en marcha esta semana utilizando mi pueblo como proyecto piloto.

En esto de ahorro energetico... nadie se ha propuesto en apagar las luces de navidades a partir de la una de la mañana? Eso tambien seria un gran ahorro, por lo menos en mi pueblo. Y no digamos nada si todos lo hicieran.

Puff, lo dejo aqui que de esto se puede alargar demasiado :)

Ignacio dijo...

Si, podemos conseguir ahorro energético de muchas maneras y con menos residuos (o un manejo más apropiado de ellos) también estaríamos dando un gran paso.

Esperemos que la gente poco a poco se vaya concienciando y se pueda llegar a notar la diferencia y sobre todo, esperemos llegar a tiempo.

Por cierto Lorea, que estudiaste?

Lorea dijo...

Soy ingeniera informatica y espero que futura doctora (a ver de donde saco el tiempo entre trabajar y estudiar...). Todavia me pregunto como consegui sobrevivir, segun los compañeros de clase es porque al ser dos chicas solo nos cuidaban muy bien,segun nosotras... es que una aprende a cuidarse en un entorno tan poco femenino. Gracias a dios los tiempos van cambiando y ya se ven mas chicas paseando por la uni.

Ignacio dijo...

¿Y siendo informática teníais un proyecto de reciclaje de grasas?Mmmm... interesante.

Con respecto a la Uni, pues si, efectivamente, no se como logramos sobrevivir. Sólo de pensarlo me entran sudores fríos!

Lorea dijo...

Bueno, en la universidad hay diferentes ingenierias, como la de informatica, electronica (creo que con dos especialidades), mecanica (3 especialidades), organizacion y telecomunicaciones. Asii que hay proyectos que realizan varios alumnos de diferentes ingenierias en conjunto. Vamos, trabajo en equipo. La verdad es que son proyectos interesantes y se aprenden algunas cosillas de otras especialidades.
Pero a cada alumno le toca algo diferente y a conformarse con lo que le den.jajajaja La verdad es que yo no me quejo del mio, que aunque iba por otros lares estuve muy a gusto.

Ignacio dijo...

Me alegro que estuvieras a gusto en tu Uni, yo la mía no la quiero ver ni en pintura. Lo de mezclar las especialidades suena muy interesante, lástima que yo ya hubiera alcanzado un grado de desmotivación total para cuando llegué al proyecto!!! jajajaja

Lorea dijo...

Uy, no me malinterpretes. Bueno, acaso es culpa mia que no me explico muy bien. En la uni... a gusto a gusto... no es que estuviera. Tuvo sus cosas buenas y sus cosas malas. Para el tercer año, ya estaba desmotivada aunque los ultimos dos años fueron diferentes. Pero desde luego, no cambiaria mi proyecto. Tuve un entorno de trabajo genial y un mejor jefe. La verdad es que tengo gratos recuerdos y aprendi muchas cosas, no solo respecto a mi carrera.

Ignacio dijo...

Pues me alegro que al final aprendieras cosas útiles para tu vida, que creo que tendría que ser la finalidad de la Universidad. Creo que en España tenemos la Uni como algo que no nos ayuda nada, ni a estudiar ni a aprender ni a disfrutar. Una vergüenza, vamos.