martes, diciembre 12, 2006

The Unilever Series: El retorno al TATE Modern

El TATE Modern y yo tenemos una relación amor-odio muy especial. Detesto (probablemente por desconocimiento) muchas de las cosas que hay allí y adoro el concepto de múseo realmente interactivo que promueve. La sensación de que cualquier cosa puede pasar al atravesar entrar por sus puertas es lo que supongo que nos atrae irremediablemente. Curiosidad al fin y al cabo. Y es está bien que el arte tambien lo genere.

Sin lugar a dudas, el enorme espacio que hay en lo que antaño era una sala de turbinas es motivo de inspiración para muchos artistas, pensando nuevas maneras de llenar semejante espacio. Las posibilidades son muchas. El encargado de utilizar este espacio hasta el próximo 9 de Abril es Carsten Höller, y que mejor que con toboganes: The Unilever Series.

Habeis leido bien, toboganes en un museo. Y para que puedas deslizarte aterrizar facilmente desde cualquier planta al nivel del suelo. Lo cual teniendo en cuenta que son cinco plantas (bastante altas cada una por cierto) resulta bastante impresionante.


El proyecto en sí es un prototipo planteando la posibilidad de incluir este tipo de estructuras en las ciudades de hoy en día. Una revolución arquitectónica o de movilidad en nuestras urbes. Os imaginais?



El principal problema no está en el posible vertigo de los participantes. Está en conseguir tickets para deslizarse, sobre todo si te lanzas desde los últimos pisos. El 4º y el 3º agotan cada día las entradas (gratuitas) antes de mediodía. Ya sabeis, si quereis tener una regresión a la más tierna infancia, cuando os rompiais los piños contra estructuras de acero en forma de demonicacos parques infantiles, aqui teneis vuestras oportunidad de oro. Se os suminstrará un saquito para que os desliceis aún mejor, pero no temais, que hay un gran número de colchonetas para que vuestras turgentes grasas puedan absober el efecto de la inercia.


¿Quién se apunta?

8 comentarios:

oria dijo...

Mola! yo quiero, habrá que engañar a alguien para ir allí otra vez, aunque lo de las entradas me parece un coñazo...

Ignacio dijo...

Hey, pues yo al final no me pude tirar, pero supongo que después de Enero lo reintentaremos... Asi que si te apuntas... :)

Rachel dijo...

Si el tema no es apuntarse o no....... la pregunta es: cuando vas a tener un suelo para poder garrapatearte???!!!! ;DD

Ignacio dijo...

Ejem... Ejem... Dejemos a un lado el vergonzoso tema de mi no casa.... *^__^*

Las apuestas en la oficina están a que para Semana Santa del año que viene encuentro algo. Son unos jocosos.

Miss X dijo...

Hola Ignacio, como garrapata anónima de tu blog, me siento obligada a 2 cosas. Primero a darte la ENHORABUENA por el resultado, y segundo a AGRADECERTE tu generosidad al compartir estas experiencias con todos, pq en mi caso, estoy utilizando algunos de tus escritos para ultimar mi inminente aterrizaje allí. Después de casi 8 años sin pisar Londres viene bien un "live viewpoint" para ver cómo está la ciudad...

Ignacio dijo...

Vaya!!! Me vas a sacar los colores!! Yo encantado de si te vale para algo... Eso si, ten cuidado, que como te fies mucho de mí... yo no me hago resposable de los resultados!!! jajaja :D

Y nada nada, garrapatea a gusto, que esta tambien es tu casa y la de todos los que pierden algo de tiempo pasandose por aqui. :)

Saludos!!!

SEbas dijo...

yo quieroooo!!!!!!! uo que subidonnnn... aunque realmente es un bajon, todavia no los han hecho pa que te suban, no? ;)

Ignacio dijo...

Pues si, es un bajón y por lo visto se coge bastante caña!!! A ver si puedo ir (con entrada mediante)!!!