miércoles, diciembre 03, 2008

Cúbreme de oro...

El koyo es fascinante. Sólo ha hecho falta un pequeño cambio en los colores del Ginkgo Biloba para que la gente se lance en masa a contemplar su increible metamorfosis. Gente feliz, risas, miles, miles, miles de cámaras, miles, miles, miles de japoneses paseando por Icho-Namiki, rodeado de luces doradas, de potentes amarillos que se recortaban nítido y claros contra un despejado cielo azul intenso. El Otoño al máximo.

Gaienmae 21

Gaienmae 04

Gaienmae 03

Gaienmae 08

Gaienmae 11

Gaienmae 14

Gaienmae 25

Gaienmae 24

Gaienmae 23

Gaienmae 26

Gaienmae 31

Gaienmae 29

Gaienmae 33

Gaienmae 28

Gaienmae 20
A veces los regalos llegan cuando menos te los esperas. Me pasé el fin de semana en esa calle.

Perfecto.

Gaienmae 22

Gaienmae 15
Aún más fotos (...estaba desatado!) aquí.

17 comentarios:

Saha dijo...

Una vez más gracias por las fotos Ignacio!!. He tomado Ginko biloba pero nunca había visto el árbol. Es precioso. Y esos colores, los tonos...

Rachel dijo...

Simplemente preciosas..... Me encantan los contrastes de la penúltima especialmente...

Sigo viva aunque escasa de tiempo... Pero en la medida de las posibilidades, aunque solo sea para ver las fotos, me paso siempre que puedo....

Mil besos, guapísimo!!!!

P.D. Te dejaras caer por aquí en navidades?? Que creo que el lambrusco nos esta echando de menos ;D

oria dijo...

Pues si que dura el otoño por allí. Aquí en NYC los árboles ya están pelones. A ver si me paso por Central Park que dicen que da miedo de lo tétrico que está.

El Lobo Estepario dijo...

Preciosas fotos

Queseyo dijo...

Me encantan los rostros que has inmortalizado!!

Esto sí son joyas!!

Nancy dijo...

Estas fotos si que me hicieron pasar un buen rato, como si estuviera ahi, muuuuuuyyyyy bonitas!!!!! Hermosas las hojas del arbol y los colores ni se diga. Lo que tambien se ve es que el invierno te va a pintar bastante extremo.... Animo!!!! jejeje
Salu2!!!!!

Ignacio dijo...

Muchas gracias!! Me alegro que os hayan gustado... yo estaba encantado, la verdad.

Saha, yo nunca he tomado Ginkgo Biloba... a que sabe?

Oria, Tokio es probablemente el último lugar al que llega el Otoño en Japón. :)

Rachel, estamos en negociaciones navideñas... en breve más info... (cuando sepa algo, vamos)

Queseyo, es que estaban tan majicos todos, que había que hacerles fotos!!! :) La gente estaba feliz, y eso se notaba...

Nancy, de momento la calefacción está puesta... ya veremos hasta donde baja!! :)

japogo dijo...

Primero perlas, luego joyas y ahora oro!! Veo que has subido al siguiente nivel. Y qué nivel, qué nivel!
PD: Las instantáneas de la niña en primer plano, la de las botas y la de la zagalita con el gorrito, me han encantado.

Ignacio dijo...

Que nivel maribel! Ay... las zagalitas japonesas con gorrito... ains!

Javi dijo...

¡Qué gozada de amarillo!, y más con ese cielo... A mí me ha gustado mucho la del "Sandokan" japonés con niño que tienes en el álbum de flickr.

¡Geniales, Ignacio!

Cris dijo...

Vaya otonyo más bonito! Normalmente esa es la época en que entra la depresión estacional, como le llaman en Dinamarca. Todo se vuelve tan oscuro y tan gris que a uno se le apaga el ánimo. Pero con esos días soleados y esos colores y la gente lanzándose a la calle para disfrutar de la naturaleza el otonyo se hace más llevadero y te cargas las pilas. Ahora a esperar qué trae el invierno, que parece que todavía no ha llegado a Japón :-)

choupa dijo...

What a wonderful world!!
hacía tiempo que unas fotos no me transmitian tan buen rollito!
amarillo, verde y azul... que poquito hace falta para crear maravillas

Joso dijo...

Solo quiero añadir un comentario un poco "friki".
El ginko biloba es la única especie de su familia y de su orden (O. ginkales); y numerosos ejemplares de éste en las zonas ajardinadas de España.

Por cierto, las fotos geniales, como siempre.

Un saludo del representante de los Cobo.

Joso dijo...

Mierda, se me olvido poner "y HAY numerosos..."

Bueno, aprovecho la circunstancia para comunicar mi inminente migración a tierras gaditanas para realizar un Máster en Oceanografía.

Ignacio dijo...

Muchas gracias Javi! :) la verdad es que el contraste entre el azul y el amarillo queda de miedo. En el flickr siempre subo alguna foto más de las que pongo aquí, me alegra que le eches un ojo!! :)

Cris, a mi la luz de Otoño me fascina. El invierno tiene su punto bonito, aunque es cierto y coincido que a mi la falta de luz me acaba deprimiendo. Vamos a ver que nos depara por aquí. :)

Choupita!! Que bueno que sigas vivo!! :) Y si además te he dado buen rollito mucho mejor!! :) Un abrazooorl!!

Joso, lo primero... enhorabuena!!! Cádiz gana un crack! :) Cuando te vas? El detalle friki si que lo conocía. Tu sabes que yo no entiendo mucho de bicho ni de plantas, pero estuve justo leyendo un poco de este arbol antes de escribir y me entere de su falta de parentesco actual con ninguna otra especie. Lo definian como "un fosil vivo". :) Un abrazo de vuelta para los Cobo!! :D

Sebas dijo...

me encanta la foto de la niña con la abuela (o madre?) detrás... que feliz y concentrada se la ve... supongo que a eso se refieren con no olvidar al niño que tenemos dentro, no? y me sé de alguien que tiene un blog con muchas fotos que no solo lo mantiene vivo, si no que lo cultiva y lo tiene bien alimentado!!

habrá alguna superstición de si se consiguen coger hojas doradas de ginko al vuelo? es lo que parece que está haciendo, no? investiga, comando japo!! ;)

un abrazo!!

Ignacio dijo...

Si estaban cogiendo hojas al vuelo... pero sólo las niñas/mujeres... ni idea de porque... vivo en la ignorancia!!! :)

me pongo a investigar!!