jueves, agosto 24, 2006

Hacinados (3): El desembarco de la Desarmada Muy Vencible

Continua el veranito en todas partes y se acaba definitivamente en Londres. La lluvia recibió a la nueva tanda de inquilinos. A todos menos uno, que aguanta irreductible en una aldea Gala a la espera de que inmigración arregle su situación. Aguanta Santi!!! Save the SANTI!!! :D

Mientras tanto el resto de desalmados que tengo por amigos, tomaron ayer la que será dentro de poco mi ex-casa, para agasajarme con chorizos, lomo, butifarras, morcillas, queso, fuet y demás manjares que tienen las propiedad de alegrar el ánimo, infundir valor y dar color al espíritu de quién los degusta.

Se invitó a los demás habitantes de la casa a celebrar con gran regocijo semejante banquete. Incluso hubo quien venida de las grandes tierras Antipodeanas, pasto de los canguros, se decidió a hacer su primera tortilla de patatas. Con excelente resultados debo añadir.

Se alabó y adoró al cerdo como Dios Pagano. La representación de Levante y del Sur, junto con la única fémina de la Mancha y la amiga de los canguros se hicieron cargo de la cocina, bajo la antenta mirada (es decir rascada de barriga supervisión) de este que suscribe estas lineas.


Llegó por aquel entonces el otro miembro de la tribu de los koalas directamente desde Munich, la capital Alemana, paraiso de la cerveza, donde se había sentido como en casa y decidió compartir su felicidad con nosotros a golpe de barrilete de cerveza de 5 litros directo de la Baviera.

Benditas HofBräuHaus y LöwenBräu. Un breve instante de recuerdo de nuestro año en Alemania. Prost por ustedes!!!

Y comenzó la cata. Y muy a mi pesar debo decir que no se acabó todo. No somos nadie. Que sobre comida es algo que no se puede permitir. Donde estas esos estómagos capaces de digerir una vaca? Dónde quedó el valor? Nos hacemos mayores.

Aún asi, se gozó. Y mucho.



Y al calor de las tortillas, el olor del queso, el gusto del vino y el placer de la compañía, se refrescaron las memorias y seguimos, una vez más, por donde lo habíamos dejado. :)

Se preparó el plan de choque para salvar al Santi (SAVE THE SANTI!!!), al que esperemos le agrade el suelo francés, que nosotros le esperamos con los brazos abiertos en fecha indeterminada en los próximos días. Mientras tanto, haremos lo que más nos gusta, partirnos la caja, hacinarnos en mi cuarto y roncar toda la noche a pierna suelta para llegar al trabajo hoy derrotado, pero con la sonrisa en la boca.

3 comentarios:

Trici dijo...

La envidia me corroe!! Soy un ser envidioso!!

Un beso enorme para cada uno!!!

choupa rencorosa dijo...

la envidia no es mi pecado, la ira es la que me reconcome por dentro. odio y rencor a toda esa panda de ....... que se lo pasan mejor que yo...
seguiré mandando mensajes de agradecimiento como este, para recordaros que os aborrezco
(tengo que salir de aquiiii)ignacio, tus flotas sucumbirán en mis manos vengativas... mmmmwwahhhahahah

Ignacio dijo...

:) Besos de vuestras partes para cada uno de los aqui presentes incluido yo mismo.

Apenas tengo tiempo ni de mirar el mail!!! Lokuuuuuuuuraaaa!!!!

Voy a ver si cazo a estos, que están vaya usted a saber donde mientras yo busco cueva del mal!!!

:) Cuidense y envidienos!!! Por supuesto!!!